Cuidado del Calzado


Para cuidar tus Alba de gamuza, lo ideal es aplicar un protector inpermeabilizador de gamuza a la zapatilla antes de empezar a usarla.

En caso de que se ensucien y no tengas protector, nuestro consejo es esperar a que la mancha esté seca y después cepillar con un cepillo especial para gamuza.

Si la mancha es de algún líquido puedes usar un limpiador especial para gamuza que las dejará casi como nuevas!

El cuero gamuzado no se puede mojar ya que suele endurecerse y tus zapas podrían cambiar de color. Así que ya sabes ¡Nada de lavadoras!

Seguinos en:

Suscribite al NEWSLETTER
y enterate de todas las novedades.